Recompensas
Cuidado del cordón umbilical del recién nacido

Cuidado del cordón umbilical del recién nacido

"

A continuación te presentamos instrucciones sobre cómo cuidar el cordón umbilical del bebé: cómo curarlo, secarlo y esperar a que se caiga. También aprenderás a identificar los síntomas de una infección, y sabrás cuándo llamar al proveedor de atención médica.

Consejos útiles para encargarse del cordón umbilical
Sigue estos consejos para proteger el cordón umbilical de tu bebé.

  • Cuando le cambies el pañal a tu bebé, presta atención a la base del cordón, cerca del ombligo. Debes limpiarlo muy bien para eliminar la suciedad que se pueda haber acumulado. Una aplicación con punta de algodón te servirá para esto. No pienses que lastimarás a tu bebé, porque no hay terminaciones nerviosas en el cordón.
  • Permite que el cordón se airee. Esto ayudará a que se cure y se seque con más rapidez.
  • Evita que los pañales rocen la punta del cordón. Puedes doblar el pañal bajo la punta del cordón, o puedes utilizar pañales descartables con un recorte en la parte superior.
  • Permite que el cordón se caiga solo. En el pasado, aconsejaban limpiar el cordón con alcohol de frotar. Las investigaciones recientes sugieren que el secado natural permitirá que el cordón se caiga más rápido.
  • Los bebés nacen con el ombligo hacia ""adentro"" o hacia ""afuera."" Algunos padres intentan cubrir el área umbilical con monedas, banditas o paños para cambiar esto. Sin embargo, esto no funciona y es posible que irrite más el área.
  • Mientras que el bebé tiene el cordón umbilical, es mejor darle baños con esponja en lugar de sumergir el cordón umbilical bajo el agua. Una vez que se haya caído el cordón, puedes darle baños libremente en la bañera.

Cómo identificar signos de advertencia

  • Si el cordón supura pus amarillo, tiene olor feo o el área de la base del cordón se ve roja o inflamada, es posible que esté infectado. Es aconsejable que le notifiques al proveedor de atención médica de su bebé.
  • El aspecto rosáceo puede ser producto de un cordón seco que está irritando la piel. Para determinar la causa de la irritación, debes alejar el cordón del área roja cuidadosamente y marcar el borde con un bolígrafo. Espera de 30 a 60 minutos y contrólalo nuevamente. Si todavía percibes el color rosáceo, y, especialmente, si se esparció más allá de la marca, debes informarle al proveedor de atención médica de inmediato. Si el color rosáceo es una simple irritación del cordón, se solucionará de inmediato.
  • En ocasiones, verás pequeñas cantidades de sangre salir del cordón. Esto es normal ya que los vasos sanguíneos se separan. Si notas un sangrado, primero intenta presionar levemente. Si el sangrado no se detiene luego de cinco a siete minutos de presionar constantemente, comunícate con tu proveedor de atención médica.
  • Una vez que el cordón se haya caído, es posible que el ombligo de tu bebé se inflame un poco y continúe supurando levemente. Esto se denomina granuloma umbilical. Es posible que tu proveedor de atención médica lo trate con una medicación secante llamada nitrato de plata.

Si sigues los consejos que te presentamos anteriormente, el cordón umbilical de tu bebé se secará pronto y se caerá en cuestión de pocas semanas.

"

También te puede interesar:

Pañales

Pañales Pampers Swaddlers Sensitive

El mejor cuidado para la piel de Pampers