baby-sun-protection

Para evitar que tu hijo tenga quemaduras solares, mantenlo alejado del sol durante el mediodía, y cúbrele la piel y la cabeza cuando esté al aire libre. Sombreros, mangas y pantalones largos y una sombrilla para el cochecito son de gran protección. Recuerda que tu hijo puede quemarse en cualquier momento del año, y en un día nublado o soleado.