Recompensas
Prevención de quemaduras solares del bebé

Prevención de quemaduras solares del bebé

Para evitar que tu hijo tenga quemaduras solares, mantenlo alejado del sol durante el mediodía, y cúbrele la piel y la cabeza cuando esté al aire libre. Sombreros, mangas y pantalones largos y una sombrilla para el cochecito son de gran protección. Recuerda que tu hijo puede quemarse en cualquier momento del año, y en un día nublado o soleado.


Tratamiento de las quemaduras
Si tu hijo se quema con el sol, colócale un paño húmedo y fresco sobre la piel afectada 20 minutos como mínimo para calmar su incomodidad. Tu médico quizá te recomiende ibuprofeno o acetaminofén. Un ungüento oleoso como la vaselina o una loción humectante como el aloe vera ayudarán a sanar la piel de tu hijo, aliviar su malestar y evitar la resequedad de la piel. Si la quemadura se ampolla, es una quemadura de segundo grado y debe verla un médico.

Obtén más información sobre la seguridad bajo el sol.
Nota: Evita que la piel vuelva a quemarse: Cualquier piel que ha sido dañada por el sol debe estar protegida en forma adicional durante todo un año.

También te puede interesar:

Pañales

Pañales Pampers Swaddlers Sensitive

El mejor cuidado para la piel de Pampers