Recompensas
Cómo crear un dormitorio para dos (un niño pequeño y otro mayor)

Cómo crear un dormitorio para dos (un niño pequeño y otro mayor)

Tu pequeña o finalmente ha dormido toda la noche (la mayor parte del tiempo) y parece estar lista o para unirse a su hermana o mayor en la habitación. Usa estos consejos para facilitar un poco la transición de compartir una habitación, y aprender cómo darle a tus hijos un espacio fresco y functional

1. Separación del Espacio

Claro que se aman, pero los niños también necesitan algo de espacio personal. Crear una zona para cada niño dentro de la misma habitación con sus camas y su disposición.

  • Las literas son prácticas para crear una sensación de dos ""pisos"" separados dentro de una habitación.
  • Las camas gemelas no necesariamente deben colocarse lado a lado. Una configuración en forma de ""L"" le da a los niños un poco más de distancia.
  • Una cama alta sobre un rincón para juegos o de estudio podría emparejarse con una cuna si tus hijos se llevan varios años de edad.
  • 2. Almacenamiento

    Una habitación compartida significa mas ropa, juguetes y pertenencias para guardar. Si planeas bien la organización ahora, esto hará que tus rutinas diarias sean más sencillas en los años venideros.

    • Fomenta la independencia con cómodas y armarios con barras de colgar bajas que ambos niños puedan alcanzar fácilmente para vestirse por sí mismos.
    • Si tus hijos también van a usar su habitación para estudiar o hacer sus tareas artísticas deberán contar con un espacio de trabajo con la luz y el espacio adecuados.
    • Una rotación de los libros y juguetes ayuda a disminuir la acumulación y a mantener las cosas interesantes para tus hijos. Asegúrate de reemplazar las cosas dos veces al mes o más.

    3. Seguridad

    Tu hijo mayor puede ser capaz de jugar con una gran variedad de juguetes y por eso puedes considerar menos peligros, mientras que con el pequeño aún es importante la seguridad a prueba de bebés. El truco es encontrar el equilibrio para mantenerlos a ambos felices en su habitación.

    • Mantendrás su habitación segura – y considerablemente con menos acumulación – si guardas la mayoría de sus juegos y juguetes en otra parte.
    • Limita el almacenamiento de juguetes en su habitación a las cosas con las que ambos niños pueden jugar con seguridad (como los animales de peluche.)
    • Haz la habitación a prueba de bebés cubriendo las tomas de corriente, atando los muebles a las paredes de manera que las cómodas y los libreros no se vengan abajo y acojinando los extremos puntiagudos.
    • Si tus hijos tienden a saltar en las camas, reduce la tentación adquiriendo colchones de hule espuma y no con resortes internos.

    4. Estilo

    El tema de la habitación de tus hijos depende de su dinámica de convivencia como hermanos.

    • Intenta con temas neutrales para hermanos de géneros mezclados (playa, bosque o viajes.)
    • Para dos hermanos o hermanas, intenta con temas para niños o niñas que parezcan apropiados a ambas edades (evita cualquier cosa que se vea muy de bebés en uno o dos años.)

    5. Solidez

    Siempre mantén la practicidad en mente. Mientras tú deseas que tus hijos aprendan a cuidar sus pertenencias, también quieres que sus muebles soporten el uso diario.

    Aún cuando tu hijo mayor ya no vaya a sufrir accidentes, bien podría meter escondida una bebida a su habitación (y derramarla). Espera lo inesperado y asegúrate de que todas las superficies sean lavables y que estén construidas ¡para durar!

También te puede interesar: