Recompensas
Mordidas de un niño: cómo hacer que los niños dejen de morder

Mordidas de un niño: cómo hacer que los niños dejen de morder

"

Morder es muy común entre los niños de 18 meses a 3 años de edad. La mayoría de las mordeduras no solo refleja los sentimientos del niño, sino que también su lenguaje expresivo limitado. Un niño de 5 años puede decir, ""Deja eso. ¡Es mío!"" pero un niño menor puede defender su territorio con los dientes.

Por qué muerden los niños

Morder es un tema emocional para los padres. Parece tan primitivo y sin modales, y muchos padres piensan que representa un niño perturbado. Nada hace que saquen a patadas de la guardería o de la lista para la fiesta de cumpleaños tan rápido como que lo definan como un niño que muerde. En ocasiones los niños morderán cuando estén emocionados o incluso felices. A esta edad los niños, generalmente, actúan sin pensar en las consecuencias. De hecho, cuando un niño muerde a otro, el que muerde se sorprende y molesta tanto como el que fue mordido.

Ayudar a un niño que muerde

No esperes ni unos minutos para hablar con tu hijo cuando muerda a otro. Los niños tienen una breve capacidad de atención, por lo que necesitan una devolución clara e inmediata. Evita las frases imprecisas como ""Anda, sé buena con tu hermana"", porque un niño quizás no vea la conexión entre eso y el hecho de haber mordido.

 

Prueba esto: ""¡No! Podemos morder manzanas o sándwiches, ¡pero nunca mordemos a las personas!""

Devolver mordiendo no funciona. Solo le enseña que morder es una conducta aceptable. No comprenderá la agresión de su madre y probablemente solo se asuste sin aprender nada.

Adaptado de Toddlers and Preschoolers (Niños y preescolares) por Lawrence Kutner, Ph.D. (Avon, 1994).

"

También te puede interesar: