Cada vez más familias con niños pequeños celebran la Noche de brujas de una u otra manera. Ya sea que te aventures en el vecindario con un pequeño en busca de dulces, te quedes en casa para responder cuando los niños lleguen a pedir dulces o simplemente hagas un disfraz para tu pequeño, querrás saber cómo hacer que esta celebración sea segura y a la vez tenga éxito.

Lee los consejos ofrecidos por padres y expertos de la seguridad de la American Academy of Pediatrics.

Sugerencias para los niños que salen a pedir dulces

  • Es mejor que los niños más pequeños salgan a pedir dulces antes de que oscurezca. Salir de noche podría asustarlos bastante.

  • No importa qué hora del día elijas, siempre asegúrate de que tú o un adulto responsable acompañe a los niños pequeños cuando salen a pedir dulces.

  • Permanece en la acera y camina por calles bien iluminadas. Cruza la calle solo en los sitios designados para cruzar la calle.

Advertencias sobre los disfraces

  • Tu pequeña bruja o fantasma, calabaza o súperheroe se verá igual de bellos sin una máscara, que podría bloquear la visión y resultar poco seguro. En su lugar, prueba el maquillaje no tóxico o un sombrero.

  • Añade cinta reflectiva a los disfraces y a las bolsas para guardar los dulces. Además, proporciona una linterna a cada niño, con baterías nuevas.

Precauciones en cuanto a los dulces

  • Da a los niños una buena comida antes de la celebración o antes de que los niños salgan a pedir dulces, lo que ayudará para que no coman tantos dulces.

  • Una vez que vuelvas a casa, separa los dulces que los niños hayan recibido y desecha en la basura todos los dulces sin envoltorio, estropeados o que no estén en buena condición.