Recompensas
Actividades del niño: juego con semillas de calabaza asadas

Actividades del niño: juego con semillas de calabaza asadas

A muchas familias les encanta hornear semillas de calabaza y disfrutan de su aroma a nuez. Luego de finalizada la cocción, puedes usar las semillas para crear un juego sencillo para tu niño más grande o preescolar para ayudarlo a practicar golpear un blanco.

Qué necesitarás

  • Semillas de calabaza secas
  • Cuatro boles de tamaños escalonados

Planificación del juego

  1. Guarda las semillas de calabazas vacías.
  2. Sécalas en el horno en una lámina para hornear a 400 grados durante 30 minutos, o hasta que las semillas estén crujientes y doradas.
  3. Saca cuatro boles de distintos tamaños, y fórmalos de menor a mayor.
  4. Pídele a tu hijo que se pare a un pie desde el bol más pequeño y que tire un puñado de semillas de calabaza en él. Si lo logra, pídele que retroceda un paso y que pruebe con el siguiente bol. Si no, puede quedarse a un pie.
  5. Dile a tu hijo que apunte a los cuatro boles. Puedes darle un premio pequeño, como una galleta o galletita por cada tazón que contenga al menos una semilla de calabaza al finalizar el juego.

Aprender y
El lanzamiento generalmente se considera una habilidad motriz gruesa, pero debido a que las semillas son pequeñas, este juego desarrolla las habilidades motrices finas al mismo tiempo.

También te puede interesar: