Recompensas
pregnancy-week-by-week-week-15

Accede a todas las semanas

Ir

Embarazo de 15 semanas: qué esperar

Tu bebé


¡Hola, cabello! Hacia el final de la semana, se definirá en el cuero cabelludo el patrón del cabello de tu pequeño de por vida. Algo de cabello podría comenzar a crecer, aunque en general no será bien visible hasta algunas semanas después.

Desde ya, esto no es garantía de que tu bebé nacerá con la cabeza cubierta de cabello; algunos bebés permanecen pelados hasta algunos meses después de nacer.

Todo el cuerpo de tu feto también comienza a cubrirse de un cabello ultrafino y suave llamado lanugo. Este fino cabello, que protege la delicada piel del líquido amniótico, en general desaparece inmediatamente antes o después del nacimiento.

Si pudieras ver dentro de tu útero, verías un pequeño feto que pesa alrededor de entre 48 y 71 g (1,7 y 2,5 onzas), y mide entre 10 y 11,5 cm (4,1 y 4,5 pulgadas) de la coronilla al cóccix, similar al tamaño de una manzana.

Debajo del lanugo se encuentra una fina capa de piel a través de la cual se pueden ver los vasos sanguíneos, los cuales ya transportan sangre. La boca continua desarrollándose, tu pequeño hasta podría estar succionando su pulgar en este momento, y los movimientos faciales ocurren con regularidad.

Tu embarazo


A esta altura, las náuseas y la fatiga que podrías haber experimentado en el primer trimestre probablemente han cesado. Muchas mujeres dicen que en esta etapa comienzan a sentirse con más energía. Si eres una de las afortunadas que tienen ese empujón adicional, ¡disfrútalo! Camina, planta flores, ¡o comienza a diseñar la habitación del bebé!

Esta también es la etapa en la que es posible que comiences a notar una hinchazón moderada, llamada edema, en tus extremidades. Lo más común son los pies y los tobillos hinchados. También es posible que notes hinchazón en tus manos, ¡lo cual hace que tus anillos queden más ajustados!

El edema ocurre cuando el fluido es empujado desde el torrente sanguíneo hacia las partes blandas. Al igual que otras quejas relacionadas con el embarazo, es causado por un aumento de la circulación sanguínea a través de tu cuerpo y la presión del útero en crecimiento sobre las venas pélvicas. La mejor forma de prevenir el edema es mediante ejercicio moderado: una caminata, nadar, o incluso una clase de yoga.

También ayuda descansar a menudo con tus pies elevados (si alguien merece levantar sus pies, ¡eres tú!), y asegúrate de beber ocho vasos de agua por día. Si sientes algo más que una sensación de hinchazón en tus pies o manos, o si tu rostro u ojos se hinchan, comunícate con tu proveedor de atención médica.

Dicen los expertos


Las mismas hormonas que hacen crecer el cabello en la cabeza de tu bebé pueden causar que el tuyo se vuelva más grueso, o se caiga.

“Usualmente perdemos alrededor de 100 hebras de cabello al día”, dice la experta enfermera certificada Elaine Zwelling, “Durante el embarazo, las fases normales de crecimiento del cabello se alteran”.

También te puede interesar: