Recompensas
Cómo encontrar un pediatra: consejos sobre entrevistas y preguntas

Cómo encontrar un pediatra: consejos sobre entrevistas y preguntas

"

El consejo de otros padres. El ambiente del consultorio del doctor. El horario de consultorio conveniente para tu horario de trabajo. El instinto. Todos estos factores importantes se deben tener en cuenta al momento de elegir un pediatra.

El pediatra de tu hijo es tu aliado para promover la salud y el desarrollo de tu hijo. Eso significa que deberías sentirte cómoda con tu elección. Entrevistar a varios pediatras en sus consultorios es la mejor manera de elegir a tu aliado.

¿Cuándo debes comenzar? Cuando aún estés embarazada. Con toda la emoción y los cambios físicos durante el Pregnancy, es fácil pasar por alto el hecho de que ¡estás a punto de ser mamá! En el último trimestre del Pregnancy, tu bebé está creciendo rápidamente y tienes muchas cosas para pensar. Pero sentirte cómoda con la persona que eliges para ser el médico de tu bebé es tan importante como la búsqueda de una cuna segura.

Comenzar tu búsqueda
En algún momento después de la semana 30 de Pregnancy, coordina una cita para ti y tu pareja, de modo que puedan reunirse con un pediatra o algunos pediatras en sus consultorios.

Asegúrate de que sea un especialista acreditado en pediatría o medicina familiar y que haya tenido por lo menos tres años de formación en pediatría o medicina familiar. La sociedad médica estatal o el personal del consultorio del médico pueden darte esta información básica.

Para obtener una lista de prospectos, pregúntale a tu propio médico, tus padres, o amigos que tú respetes. Pregúntales por qué les gusta o disgusta cierto médico; sus motivos pueden ser diferentes a los tuyos. También puedes llamar a la sociedad médica local, el consejo de salud o el hospital para obtener algunas referencias.

La entrevista
Puedes averiguar mucho acerca de un médico durante esta visita prenatal pediátrica. Él o ella debe ser una persona con quien te sientas cómoda para conversar cualquier tema relacionado con tu hijo o tu familia. Cada cita debe durar entre 15 o 20 minutos. No es una buena señal si un médico no se reúne contigo; ¡bórralo de tu lista!

Una parte de tu decisión simplemente puede basarse en impresiones, personalidad e instinto.

Quizás quieras:

  • Prestar atención al ambiente del consultorio. ¿La sala de espera es limpia, brillante e invita a jugar? ¿Es tranquila y segura?
  • Tener una idea de qué tanto los miembros del personal disfrutan trabajando con niños.
  • Observar qué tan interesado está el pediatra en ti y en tus expectativas sobre tu hijo.
  • Ver cómo se combinan la personalidad y estilo del médico con el tuyo.

Estos son algunos temas generales para hablar con los pediatras que visites:

  • La disponibilidad del médico o el grupo médico en un caso de emergencia.
  • Cómo se acomodan sus horarios de atención en el consultorio con tus horarios.
  • Cómo apoyan tus elecciones de alimentación de tu bebé.
  • Qué piensan acerca de tus planes para el cuidado de tu hijo.
  • Sus experiencias o intereses médicos especiales en la salud y desarrollo de los niños.

Estas son algunas preguntas específicas que le puedes hacer:

  • ¿Cuál es su horario de atención en el consultorio?
  • ¿Cómo podemos ver a alguien después de ese horario?
  • ¿Cuándo puedo comunicarme con usted y su personal por teléfono?
  • ¿Qué hacemos en un caso de urgencia en que el médico no esté disponible?
  • ¿Podemos llamar para hacerle algunas preguntas que no requerirían una visita al consultorio? ¿Usted cobra por ese ""tiempo en el teléfono""?
  • ¿Cuánto tiempo permite para las visitas al consultorio? (Una buena respuesta sería 15 minutos o más).
  • ¿En qué hospitales y con qué HMO trabaja?
  • ¿Cuándo traeré a mi bebé para la primera visita al consultorio? (Una buena respuesta sería en la primera semana, especialmente si usted ha tenido una hospitalización corta por maternidad).
  • ¿Cómo puede ayudarme a entender el desarrollo de mi hijo?
  • Si nuestro hijo tiene problemas de conducta niño que no podemos controlar, ¿se sentiría cómodo de ayudarnos con ellos?
  • ¿Cuál es su consejo sobre el trabajo y la crianza de los hijos?
  • ¿Conoce bien los programas de bebés y niños pequeños en la comunidad?

Un cambio a tiempo
Si tu HMO o centro de maternidad ya te ha asignado un pediatra, no es demasiado tarde para asegurarte de que él o ella sea la opción correcta para ti. Coordina una entrevista con él o ella. También puedes pedirle a tu plan de asistencia médica que te dé la lista de pediatras y entrevistar a uno o más.

Si ya has llevado a tu bebé a un pediatra con el que no te sientes cómoda, no es demasiado tarde para cambiar. Incluso si tu plan de atención médica tiene una lista de médicos que debes elegir, esa lista probablemente es bastante larga. Pregúntale a tu plan de salud qué medidas puedes tomar para encontrar un pediatra en el plan que satisfaga tus necesidades, horarios y estilo.

Una vez que comiences una relación cómoda con tu pediatra, te sentirás más relajada y confiada sobre el parto y la devoción de toda tu vida de ser mamá.

"

También te puede interesar:

Toallitas húmedas

Toallitas Pampers Sensitive

Menos pasadas para una limpieza más suave*