Por la seguridad de tu hijo y tu propia tranquilidad, garantiza que la seguridad de tu automóvil sea la adecuada.

Las sugerencias a continuación pueden ser útiles:

  • Antes de encender el auto, controla para saber exactamente dónde está tu hijo. Así no hay riesgos de golpearlo accidentalmente.

  • Hasta que la verificación se convierta en un reflejo, coloca una foto de tu pequeño en el espejo, o en el llavero, para ayudarte a recordar.

  • Siempre mira antes de cerrar las ventanas automáticas, y siempre usa los bloqueos automáticos de puertas y ventanas del automóvil para mantener a tu hijo seguro en el interior. Los bloqueos garantizan que no pueda arrojar objetos fuera de la ventanilla ni que sus manos se atoren al sacarlas.

  • En los automóviles más antiguos, usa los bloqueos manuales y coloca el asiento alejado de ventanas y puertas.

  • Siempre usa un asiento para automóvil aprobado por las autoridades federales, que sea adecuado para la edad y el tamaño de tu hijo (consulta nuestra guía de compras de asientos para automóviles).

  • Tu niño siempre debe viajar en el asiento trasero, en especial si el automóvil tiene bolsas de aire.

  • Haz de tu automóvil una zona de no fumadores.

  • Nunca dejes solo a tu hijo en el automóvil, ni siquiera un minuto.

  • Asegúrate de que tu hijo no está bajo el sol directo mientras está en el automóvil. Trasládalo al sector medio del asiento trasero y usa una pantalla para ventanas si es necesario."