Recompensas
Erupciones por uso del pañal:  tratamiento y remedios

Erupciones por uso del pañal: tratamiento y remedios

Si notas que el área del pañal en tu bebé se ve un poco enrojecida o irritada, hay posibilidades de que pueda ser una dermatitis del pañal. Pampers está aquí para ayudarte cuando se trata de proteger la piel de tu bebé, al evitar y tratar la dermatitis del pañal y ayudarlo a que se cure lo más rápido posible.

¿Qué es la dermatitis del pañal?
La dermatitis del pañal es una forma común de inflamación cutánea que puede aparecer como un enrojecimiento o abultamiento alrededor del área del pañal de tu bebé.

Síntomas de la dermatitis del pañal
Si el área del pañal de tu bebé se ve irritada y enrojecida, hay posibilidades de que se trate de dermatitis del pañal. La piel también puede estar un poco inflamada y tibia al tacto. La dermatitis del pañal puede ser leve, con algunas manchas rojas que dan comezón en un área pequeña, o grave, con bultos rojos y suaves esparcidos en el vientre y los muslos de tu bebé. Si quieres ver ejemplos de cómo se ve una dermatitis del pañal, visita el sitio web de Mayo Clinic: http://www.mayoclinic.com/health/medical/IM01928.

Si la dermatitis también presenta bultos rosas rojizos alrededor de un área roja en la zona del pañal o alrededor de la boca de tu bebé, es posible que haya avanzado a un hongo de dermatitis del pañal y debe tratarse con un ungüento antimicótico.

Como tu bebé no puede decirte con palabras qué es exactamente lo que sucede, puede expresar su incomodidad mediante llanto e irritabilidad, especialmente en los momentos de cambiar el pañal, y posiblemente también pierda el apetito.

Tratamiento y remedios para la dermatitis del pañal
Para tratar la dermatitis del pañal, es importante cambiar los pañales de tu bebé con frecuencia para reducir la humedad en la piel.  Te damos algunos otros consejos para ayudar a tratar las nalgas de tu bebé

  • Permite que tu hijo pase un rato del día sin pañal para que la piel se airee.
  • Después de que tu bebé defeque, límpiale las nalgas por completo y sécalo con palmaditas antes de colocarle el pañal.
  • Desparrama una capa gruesa de ungüento que contenga óxido de zinc o vaselina o una que te recomiende el médico de tu bebé, para evitar que la orina alcance la piel irritada.
  • Piensa si recientemente has cambiado la dieta del bebé o algo en el entorno de tu pequeño que podría causar la dermatitis.
  • Llama a tu médico si la dermatitis no desaparece después de unos días, o si aparecen ampollas o bultos con pus.

Cómo prevenir la dermatitis del pañal
A pesar de que la dermatitis del pañal es muy frecuente, te damos algunos consejos para que las nalgas de tu bebé estén libres de sarpullido:
  • Asegúrate de cambiar los pañales de tu bebé tan pronto como puedas después de que se mojen o ensucien.
  • Limpia las nalgas de tu bebé por completo después de cada defecación y permite que el área se seque; ten cuidado de no frotar la piel demasiado ni con demasiada fuerza.
  • Cubre las nalgas de tu bebé con una capa delgada de ungüento protector o vaselina.
  • Cuando le coloques un pañal nuevo, ajústalo para le quede cómodo, ni tan ceñido ni tan flojo, para dejar que circule un poco de aire.
  • Considera usar un pañal descartable, tal como Pampers Swaddlers , que tiene una fina capa de loción en la capa superior para ayudar a mantener seca la delicada piel de tu bebé.
  • Si tu hijo está tomando antibióticos o tiene diarrea, vigila atentamente al área del pañal y cámbialo con más frecuencia.

Para obtener más información sobre la dermatitis del pañal, descarga la hoja informativa básica sobre dermatitis del pañal aquí:

¿Qué otra afección aparte de la dermatitis del pañal puede causar un sarpullido en el área del pañal?
Lo que piensas que es una dermatitis del pañal en las nalgas de tu bebé bien puede ser otra enfermedad cutánea infantil leve. Por este motivo, es importante reconocer la diferencia entre la dermatitis del pañal y otras afecciones comunes, para que puedas tratar cada una con efectividad. Impétigo, dermatitis seborreica y fiebre miliar son las condiciones más comúnmente confundidas con dermatitis del pañal.

Impétigo
Una infección cutánea contagiosa producida por bacterias, que aparece en el área del pañal, en el rostro y las manos, con granos y llagas costrosas de color miel que se ampollan y dan picazón. Dado que esta condición es contagiosa, todos los miembros de la familia deben lavarse las manos frecuentemente con jabón antibacterial para evitar que se propague. Si ves este tipo de llaga, llama a tu pediatra; probablemente te recetará una crema antibiótica o un antibiótico oral.

Dermatitis seborreica
Una enfermedad cutánea común que puede afectar a los niños en su primer año de vida. Encontrarás manchas rojizas y ásperas, elevadas, cubiertas con escamas blancas o amarillas sobre la ingle, los genitales y el abdomen bajo de tu bebé; cuando las mismas manchas aparecen en el cuero cabelludo, la condición se conoce como costra láctea. Intenta aplicar un ungüento de cortisona o hidrocortisona de venta libre en las áreas afectadas, y mantén a tu bebé limpio y seco. Si la condición no desaparece pronto, consulta a tu médico, quien puede recetarte una crema de cortisona más fuerte.

Fiebre miliar
El calor y la humedad pueden causar fiebre miliar, que se genera cuando la transpiración se acumula sobre la piel y no puede evaporarse. Esta condición, que es menos común después de los 3 meses, se ve como un brote de acné con bultos rosados pequeños y puede aparecer en los pliegues de la piel en el área del pañal, especialmente cuando el forro de un pañal o la cubierta del pañal toca la piel. La humedad es la principal causa de la fiebre miliar; por eso, asegúrate de que tu hijo no esté abrigado en exceso y de que su piel permanezca seca. Si la fiebre miliar parece grave, es hora de comunicarte con tu médico.

También te puede interesar:

Pañales

Pañales Pampers Swaddlers

Confía en el pañal preferido por los hospitales*