Recompensas
Pampers y UNICEF: Una historia que salva vidas desde 2006

Pampers y UNICEF: Una historia que salva vidas desde 2006

Pampers se asoció con UNICEF en 2006 para ayudar a erradicar el tétanos materno e infantil (MNT), una enfermedad prevenible de la que mueren 49,000 bebés al año en áreas menos privilegiadas dentro del primer mes de vida.

tétano maternal afecta a los recién nacidos como consecuencia de las prácticas de parto antihigiénicas, tales como cortar el cordón umbilical con instrumentos no esterilizados, sostener al bebé con las manos sucias o aplicarle sustancias contaminadas. Desafortunadamente, una vez que se contrae la enfermedad, no existe cura verdadera. La mayoría de los bebés infectados muere.

En los 10 años desde que comenzamos la asociación, nuestro apoyo a UNICEF respecto a las comunidades locales y las autoridades alrededor del mundo ha implicado que muchas madres, de todos los estratos sociales, puedan darle a sus bebés la posibilidad de disfrutar la primera sonrisa: 16 países* han erradicado el MNT con la ayuda de nuestra financiación y ahora estamos ayudando a proteger a más de 100 millones de madres y bebés, pero todavía queda un largo camino por recorrer.

Al apoyar los esfuerzos incansables de UNICEF y ayudarlos a continuar con el proyecto no se trata solo de las cifras. Se trata de intervenciones estratégicas a largo plazo: clínicas locales, nuevas formas de communication con las madres (adhesivos en las puertas, mensajes de texto al móvil), entrega de vacunas y ayuda durante el alumbramiento en áreas remotas y mucho más. Deseamos ayudar a salvar vidas, pero también queremos cambiar vidas en el futuro.

Visita UNICEF ahora para descubrir cómo puedes ayudar a millones de bebé a sonreír por primera vez.

*Burkina Faso, Camerún, Costa de Marfil, Gabón, Gana, República Democrática Popular Lao, Liberia, Madagascar, Myanmar, Mauritania, Senegal, Tanzania, Timor Oriental, Sierra Leona y Uganda

También te puede interesar:

Pañales

Pañales Pampers Swaddlers

Confía en el pañal preferido por los hospitales*